¿Qué debe tener en cuenta un autónomo que trabaja sin darse de alta en la Seguridad Social?

Jueves, 21 Mayo 2015
¿Qué debe tener en cuenta un autónomo que trabaja sin darse de alta en la Seguridad Social?
Los autónomos han de darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) antes de los 30 días siguientes al inicio de su actividad en caso contrario se considera infracción grave con multas de entre 300 a 3.000 euros más los posibles recargos por pago fuera de plazo de las correspondientes cuotas.
La normativa de la Seguridad Social establece la obligación de darse de alta en autónomos si se realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo. Esta obligatoriedad no se encuentra ligada al nivel de ingresos o al tiempo dedicado a esa actividad.
El problema surge cuando, a pesar de realizar una actividad por cuenta propia y forma habitual, los ingresos no alcanzan cantidades por encima del Salario Mínimo Interprofesional (SIM). En este caso, existe reiterada jurisprudencia donde los jueces consideran correcta la no alta cuando se pueden demostrar unos ingresos inferiores al SMI, siempre, eso sí, después de ser sancionados y recurrir, con el consiguiente perjuicio económico y moral.
Si el profesional presta servicios sin estar dado de alta como autónomo ¿Qué consecuencias podría tener?
Si no se ha solicitado el alta en el RETA dentro del tiempo establecido (los 30 días siguientes al inicio de la actividad), si no se ha pagado la cotización o bien si ha transcurrido más de un mes desde el comienzo de la actividad sin estar dado de alta, se considera que la infracción es grave. En estos casos, la Seguridad Social podría acordar su alta de oficio en el RETA y reclamarle las cotizaciones con efectos retroactivos a la fecha efectiva de alta (en función de lo que el Organismo estime).
A esto ha de añadirse que si estuviese cobrando alguna prestación o subsidio por desempleo, la TGSS le reclamaría la devolución de cantidades indebidamente percibidas por considerar que no se encontraba en situación legal de desempleo, al entender la existencia de un delito de fraude contra la Seguridad Social.
Sanciones por el retraso en el pago de la cuota de autónomos
Aquellos trabajadores autónomos que se retrasen en el pago de la cuota de autónomos a la seguridad social tendrán que pagar un recargo del 20% del importe de la misma.
Sanciones de los autónomos en materia laboral
Los autónomos podrán ser sancionados en materia laboral si la infracción esta tipificada y sancionada como tal en la Ley sobre Infracciones y sanciones en el Orden Social (LISOS). De acuerdo con los arts 12 y 7.1, LGSS, si la Administración determina que el trabajador debía haberse incorporado al RETA; tal conducta será calificada como una infracción grave prevista en el art. 22.7, LISOS ("No solicitar la afiliación inicial o el alta de los trabajadores que ingresen a su servicio, o solicitar la misma, como consecuencia de actuación inspectora, fuera del plazo establecido. A estos efectos se considerará una infracción por cada uno de los trabajadores afectados") imponiéndose la sanción en el grado que el inspector considere y que podrían ir desde los 300 a los 3.000 euros.
Sanciones derivadas del impago del IVA de los autónomos
La HP puede aplicar una sanción económica que puede ir desde un recargo del 5% hasta una sanción del 100% del importe del impuesto en caso de no realizar la liquidación correcta del IVA a tiempo.
El recargo que aplica la HP, depende del tiempo que haya pasado desde el momento en el que debe pagarse el impuesto y cuando se paga realmente.
Subir

Diseño Web: Exea Comunicación

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y para recoger datos estadísitcos. Si sigue navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Saber más