En el BOE de hoy, 25 de julio de 2015, se publica el Real Decreto 708/2015, de 24 de julio, por el que se desarrolla reglamentariamente la Ley 34/2014, de 26 de diciembre, de medidas urgentes en materia de liquidación e ingreso de cuotas de la Seguridad Social, cumpliéndose de este modo –aunque con algún retraso– el mandato allí contenido.
La Ley 26/2015, de 28 de julio (BOE de 29 de julio), de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, con entrada en vigor el 18 de agosto de 2015, introduce cambios en la legislación española en este ámbito al objeto, se indica en su Preámbulo, de «continuar garantizando a los menores una protección uniforme en todo el territorio del Estado y [constituir] una referencia para las comunidades autónomas en el desarrollo de su respectiva legislación en la materia», incorporando, además, «algunas novedades que ya han sido introducidas por algunas normas autonómicas estos años atrás».

El pasado domingo 26 de julio entró en vigor el nuevo Real Decreto 708/2015, de 24 de julio, por el que se modifican diversos reglamentos generales en el ámbito de la Seguridad Social para la aplicación y desarrollo de la Ley 34/2014, de 26 de diciembre, de medidas en materia de liquidación e ingreso de cuotas de la Seguridad Social, y de otras disposiciones legales.

La principal novedad incluida en este Real Decreto afecta a la reducción del plazo de presentación de las solicitudes de bajas y de variaciones de datos de los trabajadores, que deberán hacerse dentro del plazo de los tres días naturales siguientes al del cese en el trabajo o a aquel en que la variación se produzca (en lugar de los 6 días establecidos hasta el momento).

Por tanto, los usuarios deben tener en cuenta este nuevo plazo en todas sus comunicaciones a la Seguridad Social. La TGSS confía en que este plazo será suficiente gracias a la gestión telemática de todas las comunicaciones, que presumiblemente facilitará y agilizará la tramitación.

Esta generalización del uso de medios electrónicos para comunicar cualquier variación de datos personales que afecte al trabajador o sus circunstancias laborales es precisamente una de las apuestas de una normativa que pretende dotar de mayor simplicidad y uniformidad al nuevo Sistema de Liquidación Directa. De hecho el reglamento elimina la posibilidad de comunicar las solicitudes de alta de los trabajadores por procedimientos especiales como telegrama, fax u otro medio que no sea el que se pone a disposición de los obligados a través del Sistema RED.

Entre otras novedades el reglamento recoge formalmente la obligatoriedad de comunicar a la TGSS el código del Convenio Colectivo aplicable a las empresas y sus trabajadores cuando se proceda a la inscripción de la empresa, en caso de variación del código del Convenio o cuando se presente la solicitud de alta de un trabajador.

La disposición final tercera modifica el artículo 37.3 f) del ET (vid. cuadro comparativo) equiparando la regulación del permiso retribuido previsto para las familias biológicas a las familias adoptantes o acogedoras.
Los sindicatos mayoritarios de la Función Pública mantendrán hoy dos reuniones con representantes del Ministerio de Hacienda en las que, entre otras cosas, está previsto que se ponga sobre la mesa una posible subida salarial para todos los empleados públicos en 2016, en el marco del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que aprobará el Consejo de Ministros del este viernes.En primer lugar, se celebrará la reunión de la Mesa General de las Función Pública, para tratar los temas que afectan a todas las administraciones, y a continuación tendrá lugar otra centrada en la Administración General del Estado (AGE).

Las centrales ha criticado tras las reuniones técnicas y bilaterales celebradas con carácter previo que Hacienda no haya aclarado a estas alturas qué mejoras prevé introducir en los PGE para recuperar los derechos perdidos por los funcionarios durante la crisis.
El anteproyecto de ley de fomento y promoción del trabajo autónomo y de la economía social impulsará, aún sin fecha de aplicación, 15 medidas en relación con las bonificaciones y reducciones para autónomos. 

Como ya hemos desarrollado en anteriores noticias, el Proyecto de Ley de fomento y promoción del trabajo autónomo y la economía social con el objetivo de facilitar la actividad emprendedora y mejorar las condiciones de los emprendedores propone, aún sin fecha para su aplicación, las siguientes medidas:
La Ley 25/2015, de 28 de julio, publicada el 29 de julio de 2015, contiene la regulación final del mínimo exento de cotización a la Seguridad Social para favorecer la creación de empleo indefinido, vigente para los contratos indefinidos celebrados entre el 1 de marzo de 2015 y el 31 de agosto de 2016, en ampliación del anterior Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero.

Como adelantamos en nuestra noticia del 2 de marzo de 2.015, al amparo del art. 8, Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismo de segunda oportunidad, estableció que los primeros 500 euros de la base de cotización por contingencias comunes correspondiente a cada mes quedarán exentos de la aplicación del tipo de cotización en la parte correspondiente a la empresa, en los supuestos de contratación indefinida en cualquiera de sus modalidades, siempre y cuando se cumplan las condiciones y requisitos establecidos. Siguiendo esto, el art. 8, Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, regula de manera más exhaustiva el mínimo exento de cotización a la Seguridad Social para favorecer la creación de empleo indefinido, sin alterar a grandes rasgos lo ya aplicado desde el 1 de marzo de 2015.

Publicado en el B.O.N 129, de 3 de julio el Calendario oficial de fiestas laborales para el año 2016 con carácter retribuido y no recuperable en el ámbito de la Comunidad Foral de Navarra.

A las establecidas se añadirá una más, de carácter local, a propuesta  de los respectivos Ayuntamientos.

El Boletín Oficial del Estado del día 22 de julio de 2015 publica la Ley 23/2015, de 21 de julio (en adelante, LITSS), a través la cual se procede a la ordenación del Sistema de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, con el propósito, de una parte, de adecuar la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (en adelante, ITSS)1 a las modificaciones normativas que se habían venido aprobando desde la anterior disposición legislativa que regulaba la actuación de la ITSS2 y, a su vez, de proceder a una más eficaz coordinación de las diferentes Administraciones autonómicas, puesto que buena parte de la ejecución de la legislación socio-laboral se sitúa en la esfera de la competencia de las mismas (y, además, respecto del ámbito de las correspondientes a Cataluña3 y al País Vasco4, se ha producido el traspaso de la función inspectora), todo lo cual exige la necesidad de adaptar la organización de la ITSS, de modo que se pueda compatibilizar la aplicación de los principios esenciales de unidad de función y concepción única e integral del Sistema con el desarrollo de las competencias de las comunidades autónomas en la materia5.
De igual modo, el nuevo texto legal procede a la reorganización del sistema de la ITSS, dotándola de una estructura que posibilite una mayor agilidad en su actuación y de unos recursos personales, más especializados, en coherencia con las exigencias que imponen las nuevas formas de organización empresarial, de producción y de articulación de los servicios6.

El Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 34, indica que la duración de la jornada de trabajo será la pactada en los convenios colectivos o contrato de trabajo, pero que nunca podrá ser superior a 40 horas semanales de trabajo efectivo en cómputo anual. Antes de calcular la jornada de trabajo, debemos de hacer las siguientes precisiones.

En primer lugar se ha de definir lo que se entiende por tiempo de trabajo efectivo, y ello viene determinado por la Directiva 2003/88/CE en su artículo 2.1 cuando expresa que como tal ha de considerarse “todo período durante el cual el trabajador permanezca en el trabajo, a disposición del empresario y en ejercicio de su actividad o de sus funciones, de conformidad con las legislaciones y/o practicas nacionales”, es decir la jornada de trabajo ordinaria más los permisos retribuidos.

Página 1 de 2
Subir

Diseño Web: Exea Comunicación